Qué ver en Donosti en un día – La guía definitiva

Donosti es uno de esos sitios que tienes que visitar como mínimo una vez en la vida. Su ambiente, actos culturales y paisajes impresionantes hacen que no tenga nada que envidiar a otras capitales europeas. En este post te cuento todos los imprescindibles para tu viaje y todo lo que no puede faltar en lista de cosas que tienes que ver en Donosti en un día.

Esta guía está preparada para que exprimas tu viaje al máximo y no te dejes sin visitar ningún imprescindible. Además, al final encontrarás la guía de qué ver en Donosti en un día descargable en PDF, un mapa con todos los puntos de interés, historias de mujeres inspiradoras y recomendaciones y consejos para tu viaje a Donosti.

¿Me acompañas a descubrir la ciudad donostiarra?

DESCUBRIENDO QUÉ VER EN DONOSTI EN UN DÍA


El Kursaal

que ver en Donosti

Empezamos este itinerario con todos los imprescindibles que ver en Donosti en un día paseando por la playa de la Zurriola. Además de disfrutar de su paseo, en él se encuentra el Kursaal de Donosti.

En el siglo XIX el termino Kursaal se extendió por las costas europeas empleándolo para denominar edificios multiusos con salas de baile, teatro, conciertos y juegos.

En ese contexto se inauguró en 1921 el palacio del Gran Kursaal, uno de los 5 casinos que tuvo Donosti y que conoceremos más adelante. Con la construcción del propio edificio, también se tuvo que realizar la del puente de la Zurriola situado junto a él. Con los años este puente se ha convertido en uno de los más fotografiados de la ciudad y no es para menos.

Sin embargo, tras la prohibición del juego en 1924, el casino dejó de ser rentable y en 1973 se decidía derribarlo. 15 años después, se elegiría el proyecto del navarro Rafael Moneo entre las propuestas de 6 arquitectos internacionales para construir el Kursaal que conocemos hoy en día.

Tabakalera

Seguimos descubriendo qué ver en Donosti en un día, caminando por la ribera del río Urumea hacia nuestra siguiente parada, Tabakalera. Este centro de cultura contemporánea, además de servir como lugar de apoyo a la profesionalización de artistas y creadores, también genera programación para diferentes públicos. Sin duda un imprescindible que tienes que ver en Donosti.

El edificio inaugurado en 1913 como fábrica estatal de tabaco, es uno de los más grandes de la ciudad. A lo largo de 90 años, la fábrica se convirtió en un referente de la ciudad y empleó fundamentalmente a mujeres. Tras su cierre, se decidió convertirlo en el centro de cultura contemporánea que conocemos hoy en día. Te invito a visitar el programa de Tabakalera con exposiciones, cine, espacio para creadores, servicios de mediación, un laboratorio de cultura digital y tecnología y su biblioteca de creación.

Cristina Enea

Junto a Tabakalera se encuentra el parque urbano de Cristina Enea, uno de los parques históricos urbanos más interesantes de la península. Su nombre se debe a la duquesa de Mandas, Cristina Brunetti (1831 – 1914), y fue propiedad del duque de Mandas, Fermín Lasala.  Este lo donó al ayuntamiento tras su muerte con la condición de que se conservara su nombre, no se edificase en él, ni se utilizara para otros fines.

En la parte alta del parque se encuentra el Palacio del Duque de Mandas. Hoy en día es el Centro de Recursos Medioambientales, laboratorio ecológico y centro de formación medioambiental.

El parque cuenta con dos pasarelas, por un ladola que une el parque con el río Urumea junto al puente Mundaiz. Esta pasarela recibe el nombre de Gladys del Estal. Gladys fue una ecologista local asesinada por la Guardia Civil durante una manifestación antinuclear en Tudela (Navarra).

La segunda pasarela recibe el nombre del cantante Mikel Laboa y une el parque con el barrio de Riberas de Loiola.

Edurne Pasaban

que ver en Donosti

Edurne Pasabán, nacida en Tolosa en 1973, fue la primera mujer en coronar los 14 ochomiles. Alcanzó la primera cima con 28 años y tan solo necesitó 9 más para completar los 14 picos.

Edurne comenzó a escalar con 14 años y poco a poco se fue adentrando en el mundo del alpinismo. Con solo 17 años conquistó el Volcán Chimborazo (6310 m).

Así fue sumando cimas a su lista hasta que en 1998 intentó conquistar su primer ochomil, el Dhaulagiri. Sin embargo, tuvo que dejarlo a tan solo 272 metros de la cima por la nieve acumulada.

Persiguiendo un sueño

Tres años más tarde sí lo conseguiría, coronando el Everest en su tercer intento. En 2002 se haría con dos ochomiles más, el Makalu y el Cho Oyu.

En 2003 se hacía con tres más, el Lhotse, el Gasherbrum I y el Gasherbrum II. Un año más tarde coronaría el famoso K-2 convirtiéndose en una de las 5 mujeres que lo han conseguido en la historia.

A pesar de que pueda parecer que todo fue un camino de rosas, en la aventura de Edurne hubo muchísimos momentos críticos y muchas ascensiones en las que le fue imposible conseguir su objetivo. Tanto es así, que en 2005 tras una ascensión fallida al Nanga Parbat, cayó en una depresión. En ese momento incluso pensó en dejar de perseguir su sueño de ser la primera mujer que conquistaba los 14 ochomiles.

¿Retirada?

Sin embargo, Edurne se recuperó y ¡cómo lo celebramos todas! En 2007 conquistaba su noveno ochomil, el Broad Peak. En 2008 por fin lograba alcanzar la cima del Dhaulagiri y el Manaslu, llegando así a la cifra de 11 ochomiles.

A finales del 2009, partía hacia Nepal para subir el Kangchenjunga. Sin embargo, llegaba afectada por una traqueobronquitis, lo que hizo que sufriese un terrible agotamiento en el descenso. Llegando incluso a necesitar ayuda y oxígeno para conseguirlo. Con esta cumbre Edurne se convirtió en la primera mujer en ascender 12 ochomiles. Sin embargo, la competencia le seguía de cerca y Gerlinde Kaltenbrunner igualaba su marca tan solo dos días después.

Vista la competencia y su estado físico, Edurne anunció ese mismo verano que no seguiría intentando convertirse en la primera mujer que hiciese los 14 ochomiles.

Por suerte para todas, Edurne retomaba su sueño y en 2010 alcanzaba la cima del Annapurna, siendo su decimotercer ochomil. Ya solo le quedaba uno, el Shisha Pangma, cuya cima alcanzaría ese mismo año.

Edurne por fin se convirtió en la primera mujer del mundo en coronar los 14 ochomiles. Eso sí, no sin polémica, te invito a que investigues toda la historia si no la conoces ya porque no tiene desperdicio 😉

Catedral del Buen Pastor

que ver en Donosti

Cruzamos el puente de María Cristina para llegar al centro de la ciudad y visitar la Catedral del Buen Pastor. Esta catedral fue construida a finales del siglo XIX y es el templo religioso más grande de la ciudad, sin duda otro imprescindible que ver en Donosti en un día. Está inspirada en la catedral de Colonia y su torre mide nada menos que 75 metros. A pesar de que actualmente se encuentre en obras, te invito a visitar su interior y disfrutar de sus increíbles vidrieras y su enorme órgano.

Horario: 8:00 – 20:00

Plaza Gipuzkoa

Una vez visitada la catedral, te animo a pasear por la famosa área romántica, hasta llegar a la emblemática Plaza Gipuzkoa. En ella se encuentra la escultura del compositor y pianista José María Usandizaga, un centro meteorológico, una mesa horaria de mármol y un reloj de flores.

Esta plaza es una de las más importantes de la ciudad y punto de encuentro para muchos locales. Además, en ella se suelen organizar eventos como por ejemplo la feria del libro.

Frente al parque se encuentra la sede de la Diputación Foral de Gipuzkoa desde 1885. En él se pueden observar los bustos de ilustres marineros como Elcano, Oquendo, Lezo, Legazpi o Urdaneta.

Curiosidades:

    • ¿Sabías que Ernest Hemingway vivía en la calle Urbieta mientras escribía su famosa novela “Fiesta”? El famoso escritor quedó prendado de los sanfermines cuando visitó la capital navarra. Fue tal la inspiración que escribió toda una novela sobre el viaje de un grupo de amigos y sus aventuras en las fiestas de San Fermín. Suscríbete para no perderte la guía definitiva para descubrir Pamplona que estoy preparando para ti.
    • Que no te extrañe si paseando por la ciudad a las 12:00 escuchas una sirena. Su origen se remonta a finales del siglo XIX cuando un cañón situado en esta plaza se hacía explosionar. La luz solar alineada con una lupa orientada a la mecha del cañón, hacía que a las 12:00 se produjera la explosión. Cuando en los años 30 se desarmó el cañón, con el fin de mantener la tradición, se instaló una sirena que llenara el vacío. Muchos donostiarras indican que se les haría “muy raro” si un día a las 12:00 no escuchasen la sirena.

El Hotel María Cristina y el Teatro Victoria Eugenia

Nos acercamos hacia el río Urumea para contemplar el famoso e icónico Hotel María Cristina, inaugurado en 1912. Seguramente lo conozcas debido a que muchas de las estrellas que visitan la ciudad en el Zinemaldia se alojan en él. Personajes como León Trotsky, Coco Chanel, Audrey Hepburn, Alfred Hitchcock, Steven Spielberg o Mick Jagger se han alojado en él a lo largo de su historia.

Tras el terrible incendio de la ciudad que conoceremos más adelante, se inició el trabajo de su reconstrucción. El objetivo era atraer a las clases altas, y para ello se decidió reconstruir los edificios inspirados en la ciudad turística por excelencia de la época, París. Así, a comienzos del siglo XX, Donosti comenzaba a convertirse en un destino turístico de referencia para la burguesía tanto española como europea.

En este contexto también se inauguran el Hotel María Cristina y el Teatro Victoria Eugenia, el cual también ha tenido sus momentos estelares. En el se celebró el estreno mundial de las películas Vértigo y Con la muerte en los talones de Alfred Hitchcock. Ha sido y es un edificio muy importante en la vida de la ciudad y es uno de los teatros más activos e importantes del estado. ¿Te parece poco para añadirlos a la lista de imprescindibles que ver en Donosti en un día?

Curiosidad:

Si te fijas en sus fachadas todavía se pueden ver las marcas de los disparos que se produjeron en la Guerra Civil.  Tras la sublevación, la resistencia se atrincheró en el Hotel María Cristina para sorpresa de los veraneantes alojados en él. Fue así como comenzó el tiroteo entre ambos bandos, situados en el Teatro Victoria Eugenia y el Hotel María Cristina, cuyas marcas todavía se pueden observar en sus fachadas.

El Paseo Nuevo

que ver en Donosti

Si seguimos caminando junto al río Urumea, llegaremos al Paseo Nuevo. Uno de los paseos más bonitos y tranquilos de la ciudad. Este camino junto al mar Cantábrico y a los pies del monte Urgull, no puede faltar en tu lista de imprescindibles que ver en Donosti en un día.

A no ser que haga muy mal tiempo (cosa que no sería rara). Entonces te aconsejo que lo dejes para tu próxima visita, ya que con el mar revuelto este paseo puede resultar peligroso. ¡Las olas pueden llegar a medir hasta 30 metros en un mal día!

Urgull

Además de recorrer el Paseo Nuevo, te invito a que subas al monte Urgull. Lo puedes hacer por el acceso del Museo San Telmo, por la subida que se encuentra junto a la escultura de Jorge Oteiza en el paseo o desde la parte vieja.

En Urgull se encuentra el Castillo de la Mota y la escultura del Sagrado Corazón de Jesús de 12 metros de altura. La subida es muy corta y te aseguro que las vistas y el paseo merecerán la pena.

El Castillo de la Mota del siglo XII, fue construido bajo el mandato de Sancho el Mayor de Navarra como castillo de defensa. Actualmente, en él se encuentra el museo de la historia de la ciudad.

En el monte Urgull también se encuentra el Cementerio de los ingleses. En el que se encuentran las tumbas de los soldados ingleses que lucharon en las Guerras Carlistas. Fue la mismísima Reina Victoria en 1924 quien lo inauguró y prácticamente no ha sido restaurado desde entonces. Curiosidad: quisieron que los soldados yaciesen lo más cerca posible de Inglaterra, de ahí la ubicación del cementerio. El cementerio no suele aparecer en muchas guías pero en mi opinión es uno de los sitios más interesantes que ver en Donosti en un día.

Si regresamos al Paseo Nuevo, llegaremos al puerto de Donosti donde se encuentran el Aquarium y el Euskal Itsas Museoa – Museo Marítimo Vasco.

Elbira Zipitria

que ver en Donosti

A esta maestra que promovió la enseñanza del euskera está dedicado el camino que sube a Urgull.

Elbira fue una maestra nacida en Zumaia en 1906. Rompió con el prejuicio de que el euskera era la lengua doméstica e inútil para los estudios y negocios.

Tras estudiar magisterio, en 1926 comenzó a trabajar en el centro educativo Koruko Andre Mariaren Ikastetxea. A principios del siglo XX, generalizada la alfabetización en castellano y francés, Elbira creó junto a Mª Dolores Goya la primera ikastola mixta y que enseñaba en euskera. Sin embargo, con el comienzo de la Guerra Civil, Elbira tuvo que refugiarse en Lapurdi.

Regreso y clandestinidad

Al acabar la guerra volvió a Donosti, pero con el franquismo y las ikastolas prohibidas, se vio obligada a seguir funcionando en la clandestinidad en casas particulares. Viendo que cada vez tenía más alumnos, decidió formar a maestras para poder educar a más alumnos. Continuó formando maestras durante más de 20 años, y ellas al mismo tiempo iban abriendo nuevas ikastolas tanto en Donosti, como en otras localidades guipuzcoanas. Tanto es así que una de sus discípulas fue la que abrió la primera ikastola en Bilbao.

Siguieron trabajando así hasta que en 1968 la ley obligó a presentar el Libro de Escolaridad. Con esta ley ninguna de las ikastolas cumplía la nueva normativa e impidieron que se abrieran más ikastolas. En este contexto, Elbira Zipitria, junto con otras profesoras, fundó la ikastola Orixe, legalizada en 1970 y que hoy en día sigue activa. 

Basílica de Santa María del Coro

que ver en Donosti

Koruko Andre Mariaren basilika, en euskera, es una basílica de estilo barroco que se construyó entre 1743 y 1774. Si te fijas, su fachada está alineada con la de la Catedral del Buen Pastor.

Se edificó sobre una antigua iglesia gótica de los siglos XII y XIII. Merece la pena pararse a observar su parte delantera, en la que se representa la figura martirizada de San Sebastián. En el interior se encuentra el altar mayor dedicado a la Virgen del Coro, patrona de la ciudad, junto a San Sebastián.

Precio: 3€

Curiosidad:

Si alguna vez te has preguntado de dónde viene el nombre de Donosti, que sepas que no eres la única y que no hay una versión oficial. La teoría más aceptada es que proviene de Done (santo en euskera) + Sebastiáne, que con los años habría derivado en Donostia.

Sin embargo, también hay gente que defiende que su origen proviene de done (del latín domine) + Ostia. Esto se traduciría como “el señor que vino de Ostia”. ¿Y qué es Ostia? Ostia es el puerto en el que, según la Iglesia Católica, fue enterrado San Sebastián. Es más, desde Ostia se trajo una reliquia a la ciudad, que hasta el siglo XIX se llevaba en procesión cada 20 de enero, el día de San Sebastián. ¿Y a ti qué te parece? ¿Con cuál te quedas?

31 de agosto

Junto a la basílica se encuentra la famosa calle 31 de agosto. El nombre de esta calle se debe al incendio que arrasó la ciudad en 1813.

Pero empecemos la historia unos años antes, en 1719 se daba el asedio de las tropas francesas a San Sebastián. Las murallas que protegían la ciudad sufrieron los ataques constantes hasta que se comenzaron a formar brechas en ellas. Viendo esto, los habitantes de la ciudad sacaron la bandera blanca y las tropas francesas se hicieron con San Sebastián.

Casi 100 años más tarde, estas brechas volverían a ser de vital importancia para la historia de la ciudad.

El asedio de San Sebastián

Tras la toma de posesión de Napoleón en Francia, su hermano mayor, José Bonaparte, fue proclamado rey de España en 1808. Esto conllevaría la rebelión del pueblo que se alió con ingleses y portugueses contra el imperialismo francés.

Así, en 1813 las tropas anglo-portuguesas asediaron Donosti durante casi dos meses, tomada por las tropas francesas. Finalmente, tras muchos disparos y bombardeos, el 31 de agosto conseguían entrar por las brechas que presentaba la muralla.

Las tropas inglesas arrasaron la ciudad, acabando con la vida de casi 1.000 ciudadanos. Esa misma noche se originaba al anochecer un incendio que duraría 7 días y del que solo se salvarían una treintena de casas de las 600 que había en la calle de la Trinidad (hoy en día la 31 de agosto).

Esta tragedia se recuerda cada año el 31 de agosto con una ceremonia por la ciudad a la luz de las velas.

Homenaje a las mujeres

Caminando por esta calle te encontrarás con la escultura de la artista Dora Salazar. En el asalto de las tropas inglesas, las mujeres fueron las principales víctimas. Además, tuvieron un papel importantísimo en la reconstrucción de la ciudad. Sin embargo, su papel no fue reconocido hasta que en la celebración del bicentenario del incendio se decidió instalar esta escultura en representación del dura trabajo hecho por las mujeres.

Museo San Telmo

Al final de la calle 31 de agosto se encuentra la plaza del Museo San Telmo, otro imprescindible que ver en Donosti en tu visita a la capital. El convento construido en el siglo XVI, en 1913 fue declarado Monumento Nacional, y posteriormente adquirido por el ayuntamiento. Salvo el claustro que sigue siendo propiedad del estado.

A pesar de que el Museo San Telmo se fundó en 1902, siendo el más antiguo de Euskadi, fue 30 años después cuando convirtió este convento en su sede. El objetivo principal del museo es mostrar la evolución de la sociedad vasca mediante etnografía y arte. Sin embargo, también cuenta con exposiciones temporales de carácter más internacional sobre arqueología, pintura y diversas temáticas.

Horario: M – D: 10:00 – 20:00.  

Precio: 6 € (entrada reducida: 3 €)

Iglesia de San Vicente

Seguimos descubriendo todos los imprescindibles que ver en Donosti en un día, volviendo de nuevo hacia la calle 31 de agosto donde también se encuentra la Iglesia de San Vicente.

Mientras que la basílica de Santa María del Coro se consideraba la de la gente rica de la ciudad, esta iglesia era la de la clase más pobre. Este es probablemente el edificio más antiguo de la ciudad, y te aseguro que su exterior no hace justicia a su interior. Por eso te invito a entrar, además la entrada es totalmente libre 😉

Su construcción comenzó en 1507 y si te fijas en su entrada, verás que la pared no está terminada. A estos salientes sin terminar en euskera se les denomina “koxka”. De koxka derivó la palabra “koxkero”, empleada por los ricos de la ciudad para burlarse de los pobres a los que “no les daba el dinero” para terminar su iglesia. Los “koxkeros” no se quedaron callados y apodaron a los ricos “Joxemaritar”.

Plaza de la Constitución

que ver en Donosti

Seguimos caminando por la parte vieja hasta llegar a la plaza de la Constitución. Cuidado con sentare a tomar algo en una de sus terrazas, luego no digas que no te he avisado 😉

Para que no te atraquen (tanto), al final del post encontrarás una lista de recomendaciones sobre dónde comer o tomar algo.  

Esta plaza fue reconstruida tras el incendio de la ciudad y los balcones están numerados ya que servían de palco en los teatros y fiestas taurinas. Los particulares alquilaban los balcones (generalmente a gente de clase alta) y aunque el dinero se entregase a las arcas públicas, a los anfitriones les convenía para estrechar lazos.

Hoy en día se siguen celebrando en ella muchas de las fiestas locales como el día de Santo Tomás, Euskal Jaiak y cómo no, la famosa izada de la bandera el día de la tamborrada. Hasta 1947 el edificio central era el ayuntamiento de la ciudad, hoy en día es la sede del área de cultura del ayuntamiento.

El mercado de La Bretxa

Seguimos caminando hasta otro imprescindible que ver en Donosti en un día, el mercado de La Bretxa. Las murallas de la ciudad pasaban justo por el Boulevard de Zumardia y todavía hoy en día se conserva un cacho en el parking subterráneo del boulevard. Así que como te habrás imaginado, el mercado construido en 1870, debe su nombre a las famosas brechas de la muralla.  

En la planta baja encontrarás puestos de verduras, conservas, pescaderías, carnicerías y charcuterías con productos locales.

Además, en la parte exterior también puedes encontrar puestos con productos locales donde podrás comprar verduras, flores o queso entre otros.

Frente al mercado se encuentra la plaza Sarriegi, dedicada al compositor de la famosa Marcha de San Sebastián. En la plaza hay un busto en su honor y una escultura de un tamborrero junto a la letra de la Marcha de San Sebastián. ¿Te animas a cantarla? Seguro que a la gente de alrededor como mínimo le sacas una sonrisa 😉

Sarriegi compuso la marcha con 23 años, en 1861, y el mismo año fue declarada como oficial por el Ayuntamiento. Nacía así el himno de la ciudad que con los años fue tomando forma con las letras de Serafín Baroja.  

Ayuntamiento

que ver en Donosti

Nos dirigimos caminando por el boulevard hacia el Ayuntamiento y los jardines de Alderdi Eder. Este edificio de 1887 fue originariamente inaugurado como casino y al acto acudió la mismísima reina Maria Cristina de Habsburgo.

La dirección del Casino se dedicó a promover todas las actividades que podían atraer turismo de alta clase a la ciudad: hípica, exhibiciones aéreas, fuegos artificiales… Alguna parece que caló hondo en los donostiarras 😉

Así, continuo como casino hasta 1924 cuando se prohibió el juego, y no fue hasta 1945 cuando se trasladó el ayuntamiento a él. Además de este, existieron otros 4 casinos en la ciudad: uno situado en lo que hoy en día es el Hotel Londres, otro en el edificio de Hacienda, el de Martutene y el del Gran Kursaal.

Frente al ayuntamiento se encuentra el parque de Alderdi Eder, creado en 1880 en un antiguo campo de maniobras militar. Se construyó con el objetivo de crear un espacio de recreo, por lo que se instaló un circo, un velódromo y un teatro de guiñoles. Sin embargo, con la construcción del casino, se reformó toda la zona dándole un aire de jardín francés. La panorámica del Ayuntamiento, Alderdi Eder y La concha es sin duda algo que no puede faltar en tu lista de imprescindibles que ver en Donosti en un día.

Micaela Elizarán

Micaela Elizarán empleó su fortuna en mejorar la educación, de forma gratuita, de los niños y niñas donostiarras de las clases más desfavorecidas a principios del siglo XX.

Elizarán creó dos escuelas en 1917. Una de las escuelas se creó para dar clases a niñas y con el objetivo de romper la relación analfabetismo-pobreza del momento. El centro tenía una capacidad para 300 niñas y fue pionero en la educación de la mujer. Hoy en día el centro sigue abierto y es un colegio mixto.

Micaela también creó un centro de atención para las personas mayores en un edificio de la parte vieja. Hoy en día este centro mantiene su actividad ofreciendo recursos sociales, tanto a personas mayores como a personas con discapacidad.

La Concha

que ver en Donosti

Pocas cosas quedan por decir ya de la playa de La Concha. Sin duda la bahía de La Concha es una de las más fotografiadas del mundo y ha sido nombrada la playa más bonita de Europa. Y realmente no es para menos.

Te invito a que disfrutes de su paseo, con su característica barandilla y los impresionantes edificios de la primera línea de playa hasta llegar al Palacio Miramar.

El origen de la icónica barandilla se remonta a principios del siglo XX, cuando la Reina Isabel II veraneaba en la ciudad. La reina comenzó a visitar la ciudad atraída por los beneficios de los baños en el mar cantábrico, y La Concha fue la elegida para ello. La presencia de la reina dio a conocer Donosti y atrajo mucho turismo adinerado a la ciudad.

El Ayuntamiento, viendo la cantidad de turismo que estaba atrayendo, decidió realizar una reforma del paseo de La Concha, instalando la barandilla que se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad.

Te invito a que pasees por este increíble paseo y, de paso, te reto a que encuentres:

    • El cacho de barandilla que está colocado del revés.
    • El tramo de barandilla en el que el diseño es diferente al resto.

¿Sabías que en este paseo se encuentra el famoso Hotel Londres en el que se hospedó la mismísima Mata Hari? Descubre más sobre la mítica espía en la guía definitiva de París que he preparado para ti.

Palacio Miramar

Seguimos descubriendo todos los imprescindibles que ver en Donosti en un día, caminando por el paseo de La Concha hasta llegar al Palacio Miramar.  Este palacio fue construido en 1893 por encargo de la Casa Real.

La estrecha relación de la ciudad con la monarquía como ya hemos mencionado requería de una Real Casa de Campo en la que pudieran veranear la reina María Cristina. Se encargó en esta ubicación en la que antiguamente se encontraba el Monasterio de San Sebastián El Antiguo.

Actualmente es propiedad del Ayuntamiento, y tanto el palacio como sus jardines, están abiertos al público. En él se llevan a cabo eventos como los cursos de verano de la UPV y hasta hace unos años servía como sede para el Centro Superior de Música del País Vasco, Musikene.

El Peine del Viento

Seguimos caminando por el paseo de Ondarreta para llegar al famoso Peine del Viento o Haizearen Orrazia, de Eduardo Chillida. Cada una de las esculturas tiene un peso de 10 toneladas y la obra fue inaugurada en 1976.

Un muy buen entretenimiento de los locales es acercarse a ver cómo las olas empapan a algún despistado o atrevido que pase por ahí. CUIDADO NO SEAS TÚ 😉

Igeldo

que ver en Donosti

Volvemos un poco hacia atrás para llegar al funicular que nos llevará hasta la cima del monte Igeldo, el último punto de esta lista con todos los imprescindibles que ver en Donosti en un día. El viaje en funicular es además un viaje en el tiempo, ya que este funicular es del año 1912, el tercero más antiguo del país.

Precio: 3,75€ i/v.

Horario: 11:00 – 19:00

Una vez arriba puedes visitar el Hotel Mercure en el que los precios no son muy bajitos, pero la vista hace que merezca la pena echar, aunque sea, un café.

Si lo visitas en primavera o verano, también puedes disfrutar del parque de atracciones (otro viaje en el tiempo xD).

Curiosidad:

La típica montaña rusa del parque de Igeldo no es rusa sino suiza. A pesar de que la extendida leyenda urbana cuenta que fue Franco quien prohibió todo lo que tuviera que ver con lo soviético, la versión oficial parece otra. Mientras que las montañas rusas tienen una estructura que se puede trasladar, las suizas son fijas e inamovibles.

El mejor momento para subir es al atardecer para disfrutar de las increíbles vistas de la bahía de La Concha y parte de la costa guipuzcoana con una luz espectacular.

Recuerda que en el mapa que he preparado para ti podrás encontrar las ubicaciones de todos los puntos de interés que ver en Donosti en un día .

Descárgate la GUÍA DE QUÉ VER EN DONOSTI EN UN DÍA EN PDF

AÑADE EL MAPA A TU DISPOSITIVO haciendo click en EL LOGO

RESTAURANTES Y ALOJAMIENTOS


ALOJAMIENTO

A estas alturas ya te habrás hecho una idea de que Donosti no es precisamente una ciudad barata, y por eso, aquí te dejo una lista de recomendaciones para alojarte en tu visita a la ciudad:

    • A Room In The City (20 €/noche), Central Roomss (35€/noche), Far Out Inn (36€/noche), Pension Aida (40€/noche), Hostal San Ignacio Centro (42€/noche), Cristina Enea Rooms (43€/noche), Hostal Alemana (44€/noche),  Hotel Zaragoza Plaza (45€/noche), Atotxa Rooms (45 €/noche), Hotel Parma (48€/noche),  Pensión Régil (49€/noche), Artea Narrika (50€/noche).

DÓNDE COMER

Aquí te dejo una lista de restaurantes donde comer o picar algo por buen precio en Donosti por si llegado el momento necesitas un poco de inspiración:

    • Por el centro y la parte vieja unas muy buenas opciones para comer o picar algo son: Juantxo, Kaskazuri, Jose Mari, 20003 Donostia, GipuzkoaVa Bene, La Cepa, Txepetxa, Sport, Nestor, Gorriti, Karrika, La Cuchara de San Telmo, Dakara Bi y el Mamma Mía.  
    • Por la zona de Gros y Egia también son muy buenas opciones para comer o picar algo: Pizzeria Paparazzi, El Bar Campero, Sustrai, Garraxi, Gure Txoko, Ikaitz y La Zurri.
    • Para desayunar o descansar un poco te recomiendo visitar Kafe Botanika, Iratxo, Donostea&Coffee, Sweet Roma o Koh Tao. No te olvides que los helados son algo muy muy típico y en mi opinión los mejores son los de Arnoldo. ON EGIN!
    • Si lo que quieres es tomar algo con unas vistas impresionantes puedes visitar el Mirador de Ulia o el Hotel Mercure de Igeldo.

Recuerda que en el mapa que he preparado para ti podrás encontrar las ubicaciones de todos los puntos de interés que ver en Donosti en un día.

QUÉ COMER

    • Desde luego no puedes irte de Donosti sin probar la tortilla del Juantxo, la tarta de queso de La Viña (tiene un premio a la mejor de España) y los helados de Arnoldo. Todo lo demás da igual pero esto lo tienes que hacer 😉
    • Txangurro: puede que lo conozcas más como centollo, y merece la pena probarlo en una ciudad costera como Donosti.
    • Bacalao al pil pil: este plato típico de la gastronomía vasca, está hecho con bacalao, aceite de oliva, ajos y guindillas. Sin embargo, lo más importante es su salsa y conseguir que tenga la textura perfecta.
    • Marmitako: este plato de bonito es uno de los imprescindibles de la gastronomía vasca y se hace con cebolla, tomate, patatas y pimientos. Aunque ya sabes que cada maestrillo…
    • Tortilla de bacalao: esta delicia es otros de los platos que no puede faltar en tu visista a la ciudad. Se suele servir como entrante en las siderías (sagardotegi en euskera), pero también la puedes probar en cualquier bar de la parte vieja. 

Tip: si tienes la suerte de visitar Donosti un jueves, que sepas que a partir de las 19:00 empieza el pintxo pote donde el pack pintxo + bebida vale solo 2€. ¡APROVECHA! Hay zonas de la ciudad en las que también se hace los martes 😊

PUEDE QUE TE INTERESE…


    • Si quieres empezar a sumergirte en la atmósfera euskaldun, puedes empezar por (re)ver películas como Loreak, Errementari, Amama, Handia, Kutsidazu Bidea Ixabel o La pelota vasca, la piel contra la piedra.
    • Si prefieres hacerlo mediante la lectura, puedes (re)leer los siguientes libros: El silencio de la ciudad blanca (Eva García Sáenz de Urturi), El faro del silencio (Ibon Martin), Una puerta en el mar (Beatriz Artaz Laria), El signo del dragón (Ricardo Alía), La ciudad de los ojos grises (Felix G. Modroño) o El bouquet del miedo (Xabier Gutierrez).
    • En cuanto a la música euskaldun, te recomiendo que les dediques por lo menos unos minutos a: Berri Txarrak, Izaro, Kortatu, Betagarri, Glaukoma, Liher y Nogen.

Consejos prácticos

    • Moverse por Donosti: para mí la mejor opción siempre es caminar ya que así vas conociendo la ciudad y descubriendo rincones de un punto a otro. Además, Donosti es ideal para caminar o alquilar una bici y recorrerla entera. Sin embargo, si prefieres el transporte público, aquí te dejo la web de DBUS, la red de autobuses de Donosti.
    • Enchufe: tipo C (Europa).
    • Moneda:
    • Para acabar, te recomiendo viajar con la tarjeta Bnext que no te cobrarán comisión al sacar dinero en cualquier cajero del extranjero

Y SI TE SOBRA TIEMPO…


    • Puedes pasar el día visitando los pueblos de Pasaia y Hondarribia. O si lo prefieres, también puedes recorrer la costa en la otra dirección y conocer los preciosos pueblos de Zarautz, Zumaia y Getaria.
    • Si tienes más tiempo puedes hacer una visita a Pamplona, seguro que no te arrepientes de pasear por sus calles adoquinadas y conocer su increíble ciudadela.
    • Otra muy buena opción es visitar la gran Bilbao. Creo que no hay mucho que decir de Bilbao porque para eso ya lo dicen todo los bilbaínos 😉
    • ¿Por qué no visitar la capital de Euskadi, Gasteiz? Vitoria es una muy buena opción para hacer una excursión de día, conocer su casco antiguo y, sus increíbles jardines. Por algo es la green capital.
    • Por último, también puedes cruzar la frontera y pasear por los icónicos pueblos de Biarritz y San Juan de Luz. Glamour y encanto, todo en uno.

LLÉVATE EL MAPA Y LA GUÍA DE QUÉ VER EN DONOSTI EN UN DÍA EN PDF CONTIGO


Descárgate la GUÍA DE QUÉ VER EN DONOSTI EN UN DÍA EN PDF

AÑADE EL MAPA A TU DISPOSITIVO haciendo click en EL LOGO

Hasta aquí el itinerario de qué ver en Donosti en un día. Espero que te haya gustado y que te sea útil en tu aventura.

¿Y tú? ¿Qué recomendarías de tu visita a Donosti?

5 2 votos
Article Rating
Suscribirme
Notify of
guest
2 Comentarios
El más antiguo
El más reciente Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios