ITINERARIOS / UZBEKISTÁN

Imprescindibles que ver en TASHKENT EN UN DÍA – Guía definitiva

Aunque Tashkent, no destaque como Samarcanda o Bujara en términos de belleza, la capital de Uzbekistán tiene historia, encanto y toda la esencia del país. Con más de 2 millones de habitantes, es el núcleo económico y político de Uzbekistán y la ciudad más grande de Asia Central. Las amplias avenidas, bloques de cemento, iglesias ortodoxas y vestigios soviéticos narran su historia milenaria y su pasado reciente agitado.

A diferencia de las ciudades vecinas, Tashkent fusiona historia y modernidad. Aunque quizás no sea la primera elección, merece la pena explorarla durante al menos un día completo. Es el punto de partida o punto final perfecto para un viaje de 10 días por Uzbekistán.

Puede que organizar un viaje a Uzbekistán te parezca un poco abrumador de primeras, y para que solo tengas que preocuparte de disfrutar del viaje, aquí tienes tienes la guía definitiva con todos los imprescindibles que ver en Tashkent en un día.

Además, también encontrarás un mapa con todos los puntos de interés, historias de mujeres inspiradoras y recomendaciones y consejos para tu viaje a nuestra quinta parada en la Ruta de la Seda.

Y ahora sí, ¿me acompañas a descubrir Tashkent en un día? 🥰

Breve historia de Tashkent

En la actualidad, Tashkent no se asemeja a la típica ciudad que encapsula la esencia de la Ruta de la Seda, aunque su crecimiento estuvo estrechamente vinculado a esta legendaria ruta comercial. Sin embargo, mucho antes de este periodo, ya existía un asentamiento en esta región de Asia Central, con las primeras referencias a la ciudad datando del siglo II a.C., un legado impresionante.

A lo largo de los siglos, Tashkent experimentó el dominio de diversos imperios y dinastías, desde los mongoles de Gengis Kan hasta Amir Timur y la dinastía shaybánida. En 1865, la ciudad pasó a formar parte del Imperio Ruso, marcando un hito que cambiaría el destino de Tashkent. Con la caída de los zares y la formación de la U.R.S.S., Tashkent se elevó como la capital de la República Socialista Soviética de Uzbekistán.

En 1966, la ciudad sufrió un devastador terremoto que redujo a escombros gran parte de su patrimonio arquitectónico. La reconstrucción de Tashkent se llevó a cabo en un tiempo récord, con la contribución de los demás países de la Unión Soviética, y de esta época data su hermoso sistema de metro, que se ha convertido en una atracción destacada.

El colapso de la U.R.S.S. llegó en 1991, marcando el 31 de agosto como el día de la independencia y el surgimiento de Uzbekistán como nación soberana. Tashkent continuó desempeñando el papel de capital en esta nueva fase de la historia.

QUÉ VER EN TASHKENT EN UN DÍA


Catedral de la Asunción de la Virgen

Empezamos la visita a la ciudad por la Catedral de la Asunción de la Virgen. Merece la pena acercarse a esta iglesia rusa ortodoxa construida en 1871 aunque solo sea para admirar su bonito campanario pintado de azul y sus impresionantes cúpulas doradas. Esta es la sede del obispado de Tashkent y la visita a su interior es gratuita, aunque si eres mujer recuerda que tendrás que cubrirte la cabeza con un velo.

Precio: gratis

Iglesia de Alexander Nevski

Caminamos para acercarnos a la iglesia de Alexander Nevski, la única iglesia ortodoxa que podemos ver en Tashkent en un día, aunque en este caso esta es un poco más pequeña y cuca que la catedral. Su origen se remonta a 1902 y se encuentra ubicada en el Cementerio Botkin que cuenta con unas lápidas muy curiosas en mi opinión. Y es que muchas de ellas llevan grabada la cara del difunto y es una tradición que se sigue manteniendo hoy en día 😱

Precio: gratis

Plaza Amir Timur

Nos dirigimos ahora hacia el centro de la ciudad para visitar la plaza más importante que ver en Tashkent en un día, la plaza de Amir Timur. Como ya sabrás, Amir Timur fue un conquistador turco-mongol, nacido en 1336, que dejó una huella gigantesca en la historia de Asia. Amir Timur conquistó tierras desde Azerbaiyán hasta Delhi, aunque su sueño de unificar Asia Central quedó inconcluso al intentar conquistar China y fallecer en 1405.

Puede que te suene más el nombre de Tamerlán, y es que ese es el apodo de Amir Timur en Occidente, pero en Uzbekistán no te recomiendo utilizarlo ya que se traduce como «Amir el cojo».

En cualquier caso Amir Timur es un héroe nacional y seguro que en cada una de las ciudades te encontrarás con alguna construcción que le rinda homenaje. En este caso en la plaza que lleva su mismo nombre se encuentra una gigantesca escultura que representa al conquistador montado en un caballo. Eso sí, esta plaza no siempre fue un tributo a Amir Timur. Anteriormente aquí se rendía homenaje a Lenin y Stalin.

Hotel Uzbekistán, un emblema que ver en Tashkent

En esta misma plaza se encuentra el legendario Hotel Uzbekistan de estilo soviético que es todo un símbolo de la ciudad. Si eres una apasionada de este estilo o de esta época de la historia que sepas que puedes alojarte en él por unos 70€/noche e incluso puedes visitar su interior.

Broadway Street

A pocos metros de la Plaza de Amir Timur se encuentra la Broadway Street, una de las calles con más vidilla que ver en Tashkent en un día. Cuando la visitamos estaba llena de puestillos con comida callejera, atracciones y música, aunque puede que el nombre sea un poco ambicioso 😂

Otra cosa que nos sorprendió bastante fue la cantidad de máquinas de boxeo que vimos en diferentes puntos de la ciudad, incluso en otras ciudades del país. Parece que es algo habitual que varios amigos queden para medir su fuerza en estas máquinas 💁🏽‍♀️

Aunque puede que por eso mismo Uzbekistán se esté convirtiendo en un país con bastante presencia en el boxeo mundial. Y es que en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 se llevaron varias medallas y en los de Tokio consiguieron otra de oro. Habrá que estar atentas a los de París para ver si esta tendencia se confirma.

Teatro Ópera Navoi

Paseando por la Broadway Street llegaremos a la Ópera Navoi, uno de los edificios más importantes que ver en Tashkent en un día. La ópera de 1942 de estilo neoclásico lleva el nombre del poeta Alisher Navoi, considerado una de las grandes figuras de la literatura de Asia Central.

Si te gusta la ópera puedes preguntar en taquilla por las obras que se representen ese día y con un poco de suerte podrás disfrutar del espectáculo por tan solo 5-10€.

Mustaqillik Maydoni

Igual que la plaza Amir Timur, esta plaza anteriormente también homenajeaba a Lenin ya que llevaba su mismo nombre y explica su estilo soviético. Hoy en día está dedicada a la independencia de Uzbekistán que se consiguió en 1991. En ella puedes visitar el Monumento a la Independencia que consiste en un gran obelisco de granito con un globo dorado en lo más alto, mientras que en la parte más baja se ubica una madre simbolizando la patria y un niño que representa el futuro.

Palacio del Gran Duque Nicolás Konstantinovich

Además en esta plaza también se encuentra el Palacio del Gran Duque Nicolás Konstantinovich que perteneció a la familia de los zares.

El príncipe fue desterrado a Tashkent en 1874 acusado de robar los diamantes de la familia real.

Sin embargo, para preservar el honor de los Romanov, declararon que no era un ladrón, sino mentalmente enfermo, debiendo permanecer aislado.

Tras vivir aproximadamente 7 años en diversas regiones remotas del Imperio Ruso, el Duque se estableció en Tashkent en 1881, donde pronto erigió un magnífico palacio residencial.

El Palacio se ha conservado prácticamente intacto hasta el día de hoy con una estructura alargada de dos pisos construida en ladrillo y los jardín de flores y plátanos que lo rodean.

Además de sus actividades culturales, el Gran Duque fue un empresario notable, dirigiendo varias fábricas en Tashkent. De este modo, no es de extrañar que la población uzbeka apreciara al príncipe, que, a diferencia de otros inmigrantes rusos, comprendía la agricultura y no rehuía del trabajo manual. Financió la excavación de varios canales, incluido el canal Romanovsky en la estepa de hambre.

Adoptando la vida oriental, el príncipe se hacía llamar Iskander, y sus descendientes se conocieron como príncipes y princesas Iskander. El Gran Duque Nikolai Konstantinovich Iskander (Romanov) falleció en 1918 en Tashkent debido a una neumonía, aunque la ubicación precisa de su tumba permanece desconocida.

En la actualidad, el palacio del príncipe sirve como sala de recepciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Uzbekistán. La colección reunida por el príncipe constituyó la base del Museo Estatal de Bellas Artes, donde hoy se exhiben las pertenencias del Gran Duque Iskander.

Minor Mosque

Nos dirigimos hacia la zona norte de la ciudad para visitar una de las mezquitas más nuevas que ver en Tashkent en un día, la Minor Mosque.

Esta mezquita fue construida en 2014 y también es una de las más grandes y bonitas que ver en Tashkent. Su mármol blanco junto a las decoraciones y la cúpula turquesa han hecho que sea conocida como la Mezquita de Nieve.

A pesar de su corta vida, se ha convertido en uno de los lugares favoritos de los locales y la verdad es que no es para menos con los bonitos jardines que la rodean y las vistas que se tienen de la ciudad desde ellos.

AA Zulfiya AA

Zulfiya Isroilova, conocida por su seudónimo Zulfiya, fue una destacada escritora y poeta uzbeka nacida en Samarcanda el 1 de marzo de 1915, y fallecida en Tashkent el 23 de agosto de 1996. Su legado literario aborda temas fundamentales como la igualdad de género, la justicia social y la lucha contra la opresión, convirtiéndola en una figura prominente en la literatura uzbeka del siglo XX.

Zulfiya inició su carrera literaria a una edad temprana y publicó su primer libro de poemas, «La luz de la vida«, en 1933. A lo largo de su vida, produjo numerosos poemas y novelas, entre ellos «La hija del juez» y «La mujer de la ciudad», caracterizados por su estilo poético y su compromiso con la justicia social y la igualdad de género.

Además de sus contribuciones como escritora, Zulfiya desempeñó un papel activo como activista social y política. Miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética, trabajó como editora en varias publicaciones estatales y abogó por los derechos de las mujeres, promoviendo la igualdad de género en Uzbekistán y a nivel internacional.

Zulfiya falleció a los 81 años en Tashkent, pero su legado perdura. En su honor, se creó en 1999 el Premio Nacional de Uzbekistán para la Mujer. En 2008, se erigió una estatua conmemorativa en su ciudad natal, Tashkent. Su obra, clasificada en tres períodos distintos, sigue siendo objeto de reconocimiento, y eventos culturales anuales se llevan a cabo cerca de su monumento en Tashkent.

Entre los numerosos reconocimientos que recibió a lo largo de su vida se encuentran el título de Poeta Nacional de la RSS de Uzbekistán en 1965, el título de Héroe del Trabajo Socialista en 1984 (URSS), la Orden de Lenin en 1984, y el Premio Estatal de la URSS en Literatura y Arte en 1976.

TV Tower

Seguimos caminando por la parte más nueva de la ciudad para llegar a la TV Tower, que con sus 375 metros es el edificio más alto que ver en Tashkent en un día y en todo Uzbekistán!

Como ya te habrás imaginado, esta torre se inauguró en 1985 para retransmitir programas de TV y radio. Si te interesa que sepas que también se puede subir al mirador panorámico ubicado a 97 metros de altura desde el que podrás disfrutar de unas buenas vistas de la ciudad. Nosotros decidimos no subir pero nos comentaron que la entrada costaba unos 4.000 sums y que nos recomendaban llevar el pasaporte encima por si nos lo pedían. Además, si te animas a visitarla también podrás disfrutar del restaurante Koinot que se encuentra en su interior.

que ver en Tashkent

Memorial de las víctimas de la represión

Junto a la TV Tower, rodeado de jardines y canales, se encuentra el memorial a las víctimas de la represión que homenajea a las personas fallecidas durante el Régimen de Stalin. El monumento consiste en varias columnas blancas que terminan en una cúpula turquesa y en cuyo interior se puede leer “Que la memoria de aquellos que han caído por la libertad de su país viva para siempre”.

Pero para mi lo más curioso es que este es uno de los lugares elegidos por las parejas de novios para hacerse las fotos de su boda. Como ya te comenté en el post de Samarcanda, las bodas en Uzbekistán se han ido de las manos y son un tema que están intentando regular 😮

Complejo Hazrati Imam

Volvemos a acercarnos un poco al centro de la ciudad para visitar el complejo más importante que ver en Tashkent en un día. Fue construido en el siglo XVI y puede presumir de ser una de las pocas construcciones que el terremoto del 66 no destruyó, a pesar de que sí que tuvo que ser parcialmente reconstruido. Este complejo está formado por varios edificios así que vamos a conocerlos todos.

Mezquita de Tillya Sheikh

Empezamos la visita por la Mezquita de Tillya Sheikh que se traduce del árabe como “cabello dorado”. Si te parece curioso te gustará saber que cuentan que aquí se conserva un cabello dorado del profeta Mahoma, lo que explica su nombre.

Mezquita Hazrati Imam

Seguimos la visita por la Mezquita Hazrati Imam y su impresionante minarete de nada menos que 50 metros de alto y su preciosa cúpula azul.

Madraza de Barakkhan

Esta madraza sigue en activo hoy en día aunque sí que se puede visitar su patio y disfrutar de los preciosos trabajos de artesanos y artesanas locales.

Madraza Muyi Muborak

Terminamos la visita al complejo acercándonos a la madraza Muyi Muborak, la construcción más pequeña y la que alberga la joya de la corona. Si te animas a visitar su interior podrás ver su exposición de libros antiguos entre la que destaca uno de los ejemplares del Corán de Osman. Este es, según los musulmanes, el corán más antiguo del mundo y data del siglo VII. Se trata de un manuscrito gigante, y en sus 338 páginas se relatan los versos del Corán en caligrafía cúfica.

Las revelaciones del profeta Mahoma eran transmitidas principalmente de forma oral o en hojas individuales. De este modo, no fue hasta después de su muerte cuando el Califa Osmán (Uthman Ibn’Affan) tomó la decisión de reunir todas las enseñanzas en un único libro. Así fue como nació el texto sagrado del Islam en el año 650 d.C. Cuentan que Osmán creó cinco copias, y la única que aparentemente ha sobrevivido es la que se conserva en Tashkent.

Inicialmente, el libro permaneció en Iraq hasta que Amir Timur lo trasladó a Samarcanda. Con la llegada de los rusos el Corán fue enviado a San Petersburgo, hasta que finalmente fue devuelto a Uzbekistán en 1924.

Precio: 2500 sum (para extranjeros)

Chorsu Bazaar

Nos dirigimos ahora hacia el bazar más antiguo (y más grande) que ver en Tashkent en un día. La verdad es que es enorme y una locura. De hecho me parece increíble que cada día monten y desmonten los puestos de fruta, verdura, quesos, carne, textiles…

El mercado tiene más de 100 años y se encuentra en un edificio con una gran cúpula azul y las callejuelas que se encuentran a su alrededor. Mientras que los puestos de comida se encuentran en la parte superior, en la zona de abajo podrás encontrar todo tipo de ropa, accesorios y electrónica que quieras. Este bazar es una de las cosas más curiosas que ver en Tashkent en un día y todo un reto para la que quiera recorrer sus puestos en orden y sin perderse 😅

Horario: 5:00 – 20:00

Precio: gratis

Madrasa Kukeldash

A pocos metros se encuentra la Madrasa Kukeldash, uno de los edificios más importantes que ver en Tashkent en un día. La madraza fue construida en 1570 donde se encontraba hasta el siglo IX la puerta de entrada a la ciudad, y fue una de las más grandes de toda Asia Central. A pesa de que esta madraza también ha servido como caravasar o como fortaleza para los khanes de Kokand, hoy en día sigue cumpliendo su función de escuela coránica. Por eso mismo solo podrás asomarte a su precioso patio lleno de vegetación y perfectamente conservado.

Metro de Tashkent

Si por el momento toda tu visita a la ciudad la has hecho a pie, te recomiendo que bajes a la estación de metro que se encuentra en el mercado para disfrutar de sus impresionantes y curiosas estaciones.

El metro se construyó en 1977 y sus estaciones recuerdan a las de Moscú o San Petersburgo salvando las distancias. Seguro que una vez que lo visites entiendes que muchos lo llamen el “Palacio del Pueblo”. El sistema cuenta con 3 líneas y 29 estaciones, aunque no tienes por qué visitarlas todas. Estas son algunas de las más famosas y llamativas que ver en Tashkent en un día:

  • Línea Chilonzor (roja). Fue la primera en funcionar, son 12 estaciones y las más interesantes son Chilonzor, Bunyodkor, Paxtakor y Mustaqillik Maydoni.
  • Linea Oʻzbekiston (azul). Fue construida en los 80, cuenta con 11 estaciones y las más bonitas son: Beruniy, Tinchlik, Gafur Gulom, Alisher Navoi y Kosmonavtlar.
  • Línea Yunusobod (verde). Fue inaugurada en el 2001 y cuenta con 6 estaciones. Bernuy, Yunus Rajabiy y Bodomzor son las más interesantes.

Billete: 1.500 sum, unos 10 céntimos! Válido para 1h.

Horario: 5:00 – 23:30

Curiosidad

Las estaciones se parecen mucho a las de Moscú y San Petersburgo porque varios de los arquitectos que participaron en sus construcciones también vinieron a realizar el diseño del metro de Tashkent. Pero lo más curioso no es eso, es que hasta 2018 estaba prohibido hacer fotos a las estaciones. Esta era una medida de seguridad, ya que las estaciones eran el refugio antinuclear de emergencia en caso de necesitarlo 👀

Parques de atracciones – Magic City

Terminamos por una de las cosas más divertidas que hacer en Tashkent en un día. Sí, aquí los parques de atracciones son muy habituales y los hay para todos los gustos. Parece ser que durante la Unión Soviética lo de los parques de atracciones fue una locura. Cada ciudad contaba con su propio parque y algunas tenían incluso varios.

En Tashkent podrás visitar: Central Park, Lokomotiv Amusement Park, Aqualand, Tashkentland, Ashxobod Sayilgohi, Victory Park y otros muchos parques.

Nosotros decidimos ir al Magic City y la verdad es que fue una experiencia chulísima! Magic City es el parque de atracciones abierto más grande de Asia. No hay que pagar entrada y paseando por él podrás reconocer lugares icónicos de diferentes partes del mundo. Podrás visitar París, Barcelona, ​​Londres, Berlín e incluso una impresionante Samarcanda con solo caminar unos pocos metros.

La superficie total del parque es de más de 20 hectáreas y aquí podrás visitar:

  • El 1º acuario de Asia Central
  • Cine láser
  • Un anfiteatro de estilo Romano
  • Un castillo de cuento de hadas con torres de 60 metros de altura
  • Fuente con una superficie de 8500 m2

También cuentan con tiendas, bares y restaurantes así que no se me ocurre mejor manera de terminar nuestra visita a esta ciudad tan diferente al resto.

Recuerda que en el mapa que he preparado para ti podrás encontrar las ubicaciones de todos los puntos de interés para tu viaje a los imprescindibles que ver en Tashkent en un día.

LLÉVATE LA GUÍA CON TODOS LOS IMPRESCINDIBLES QUE VER EN TASHKENT EN UN DÍA EN PDF

AÑADE EL MAPA A TU DISPOSITIVO haciendo click en EL LOGO

RESTAURANTES Y ALOJAMIENTOS


ALOJAMIENTO

La verdad es que encontrar alojamiento barato en Tashkent no resulta algo extremadamente difícil de conseguir. Existen multitud de hoteles y hostales en los que poder alojarte por precios muy bajos. Sin embargo, si necesitas alguna idea aquí te dejo algunas opciones: 

  • Al Arda HOTEL(18 €/noche), Art Hostel (20 €/noche), Alliance Hotel Tashkent (30 €/noche), Hotel SUZUK-OTA (30 €/noche), Anvar’s Guests (32 €/noche), Pakhtakor Athletics hotel (33 €/noche) o el City INN Hotel (34€/noche).

DÓNDE COMER

Aquí te dejo una lista de restaurantes donde comer por buen precio en Tashkent por si llegado el momento necesitas un poco de inspiración:

  • Si lo que buscas es comida uzbeka a buen precio, te recomiendo los locales de: Rayhon Milli Taomlar, Zaytoon o el Plov Center.

El Plov es sin duda el plato más importante de la gastronomía uzbeka. Consiste en un plato de arroz de grano mediano, con cordero, zanahoria, comino… La verdad es que no me extraña que sea el plato estrella porque está bueníiiisimo 😛

Y el Plov Center es el mejor lugar para degustar este manjar ya que es famoso por servir uno de los mejores plov del país. Aquí el plov lo preparan en enormes ollas de donde salen nada menos que 1.000 raciones diarias. Nos contaron que lo ideal es acercarse alrededor de las 11 o 12, para ver estas cocinas en pleno funcionamiento así que si te encaja en tu itinerario no lo dudes ni un segundo!

Precio aprox. de 2 raciones de plov + ensalada + pan + bebida = 82.000 sum (6€).

QUÉ COMER

  • El Plov, por supuesto, del que ya hemos hablado 🙂
  • Samsa, un picoteo fácil para recorrer la ciudad. Es una especie de bola hecha con leche, manteca y harina que puede estar rellena de cordero/carne de res, patata, vegetales, queso o calabaza. Esta es una de las pocas opciones si estás buscando comida local vegetariana. La comida uzbeka también cuenta con diferentes tipos de sopas, sin embargo, hasta donde he podido ver, a todas les echan su buen trozo de carne 😅
  • Shashlik o pinchos morunos que habitualmente suelen ser de cordero, carne de res, pollo, hígado o carne picada. Puede que te encuentres restaurantes en los que los camareros pasan con bandejas gigantes con estos pinchos para que cada una vaya cogiendo los que quiera. Se suelen servir con un poco de lechuga y cebolla.
  • Manti (aunque puede que lo encuentres con otro nombre dependiendo de la ciudad a la que vayas). Es una especie de saquito de pasta que puede estar relleno de carne de res o de cordero, patata, pollo o calabaza y se suele servir con una crema agria.
  • Y cómo no, en una gastronomía en la que la carne es el ingrediente principal, no podía faltar el shawarma. Consiste en trozos de carne enrollados con algo de verduras y enrollados con una torta de pan fino.

PUEDE QUE TE INTERESE…


  • Si quieres empezar a sumergirte en la atmósfera uzbeka, puedes empezar por (re)ver películas como: Sur les routes éternelles de Samarkand (2022), Evrilish (2022), Aralkum (2022), Memoria (2022), Cotton 100% (2022), Votre Programme (2021), Karakol (2020), Issiq non (2018), Chilla (2014), Silk Road Ghosts (2014).
  • Si prefieres hacerlo mediante la lectura, puedes (re)leer los siguientes libros: La Ruta de la Seda: dioses, guerreros y comerciantes (Luce Boulnois), Asia central, historia y civilización (Jean-Paul Roux), Uzbekistán, potencia emergente en Asia Central (Romain Yakemtchouk) o Guerras en Asia central, luchas de poder por el petróleo y mafias 1850-2004 (Boris Eisenbaum).
  • En cuanto a la música uzbeka, les puedes dedicar unos minutos a Yulduz Usmonova, Xamdam Sobirov, Jaloliddin Ahmadaliyev, Doston Ergashev, Uzmir, Imron, Ziyoda, Nilufar Usmonova o Dildora Niyozova.

INFO PRÁCTICA

Para Uzbekistán

  • Moverse por Uzbekistán: puede que te abrume el organizar un viaje por Uzbekistán al no haber demasiada información para ello. Sin embargo, déjame decirte que moverse por Uzbekistán es una gozada con la red de trenes que tienen. Los billetes se pueden comprar directamente en la página oficial de Uzbekistán railways
  • Además del origen, destino, fecha y hora del viaje, también tendrás que seleccionar la clase de vagón que quieres. Cuentan con camarotes de 1ª, 2ª y 3ª clase y la verdad es que no hay tanta diferencia de precio. Para viajes nocturnos lo más cómodo es coger los de 1ª que cuentan con 2 camas, aunque los de 2ª con 4 camas tampoco están nada mal. Finalmente los de 3ª son varias hileras de camas en el vagón sin separaciones. 
  • Idioma: La mayoría de los residentes de Khiva hablan el idioma oficial de Uzbekistán, el uzbeko. Además, muchas personas hablan ruso, que es el idioma de la comunicación internacional. No nos encontramos con mucha gente que hablase en inglés pero la verdad es que con gestos se entiende la gente 😂
Vagón de 3ª clase de Uzbekistan railways
Vagón de 2ª clase de Uzbekistan railways

Más info práctica para Uzbekistán

  • Qué me pongo para ir a Uzbekistán. Te voy a decir la verdad, cuando hice el viaje no tenía muy claro de qué forma me tenía que vestir. Visité Uzbekistán en agosto, lo que para mí, y más teniendo en cuenta las temperaturas que rondaban los 35ºC, significa shorts, vestidos y faldas cortas. En mi caso hice el viaje con vestidos y faldas que me llegaban por la rodilla y no tuve problemas con ir en tirantes. Exceptuando, claro, en las mezquitas y edificios en los que se indica que debes cubrirte con un pañuelo o algo similar. Sin embargo, sí que tengo que decir que hubo momentos en los que pude sentirme un poco incómoda con algunas miradas, especialmente en Samarcanda, no tengo muy claro por qué ya que es una ciudad más grande. También tengo que decir que hablando con otra viajera ella sí que me contó que yendo con la misma ropa se había sentido bastante incómoda y optó finalmente por ir con pantalones largos y manga corta. Que yo sepa no hay un código establecido y dependerá mucho de las sensaciones de cada una. 
  • Enchufe: tipo C (Europa).
  • Moneda: El sum. 1€ = 12.800 sum.  En mi opinión lo mejor es cambiar algo de dinero en el aeropuerto para poder tener en efectivo. También encontrarás cajeros (aunque tampoco demasiados) en los que poder sacar dinero. El cambio es bastante similar en todos los casos así que no es algo de lo que haya que preocuparse. Ten en cuenta que muchos alojamientos son de pago en efectivo y solo te cogerán sums o dólares estadounidenses, así que puede que tengas que sacar algún que otro millón de sums para hacer los pagos si vas a estar unos días por Uzbekistán 😂

Para Tashkent

  • Llegar a Tashkent.
    • Llegar a Tashkent en tren: tienes diferentes opciones dependiendo de la ciudad de origen. En nuestro caso fuimos desde Fergana en avión por aprovechar al máximo el tiempo, ya que en 50 mins estábamos en la capital por menos de 30€. Sin embargo, si tienes más tiempo también puedes coger un tren nocturno que en 15h por unos 20€ te llevará hasta Tashkent. Eso sí, hay que tener en cuenta que no hay trenes todos los días y que en el mejor de los casos encontrarás dos opciones para llegar a tu destino, así que te recomiendo mirarlo con cierta antelación (2-3 semanas).
    • Llegar al centro de Tashkent desde la estación de tren (vokzal): son unos 7 km. Aquí regatear está a la orden del día, en todo. Hablando con locales nos indicaron que muchos taxistas suben los precios, especialmente a los turistas, así que que no te dé miedo regatearles. También nos comentaron que por un trayecto de unos 15 mins no debíamos pagar más de 20.000 sums, por si te sirve de orientación a la hora de establecer un precio.
  • Moverse por Tashkent. Para mí la mejor opción siempre es andar ya que así vas conociendo la ciudad y descubriendo rincones.Tashkent no es una ciudad incómoda para los peatones, aunque sí que hay que decir que las distancias son bastante más grandes que en el resto de ciudades. Recuerda que si aprieta el calor o el cansancio, también podrás moverte en metro y disfrutar de sus bonitas estaciones.
  • La seguridad: la verdad es que Tashkent es una ciudad muy tranquila en la que no tendrás que preocuparte más allá de las precauciones habituales como no descuidar tus pertenencias, etc.
  • Por último, si vas a viajar no puedes olvidarte de contratar un seguro de viaje para viajar con una mayor tranquilidad. En mi caso siempre viajo con IATI y haciendo click en el enlace tendrás un 5% de descuento en el seguro que elijas 😊

Y SI TE SOBRA TIEMPO


Una vez que ya des por concluida tu visita a una de las ciudades más importantes de la Ruta de la Seda, te recomiendo que te dediques a explorar los alrededores de Tashkent. Estas son las excursiones más típicas e interesantes que hacer desde Tashkent:

  • Descubre Shahrisabz, el pueblo natal de Amir Timur. Aunque la ciudad no tiene nada en especial, el viaje de unos 100 km hasta allí sí que merece la pena por sus bonitos paisajes. En la ciudad podrás conocer el Ak Saray Palace en ruinas, la mezquita Kok Gumbaz y la Cripta de Amir Timur.
  • Piérdete por las calles de la preciosa Bujara. Esta ciudad es considerada el Pilar del Islam con este Tour privado por Bujara podrás conocer sus lugares más icónicos junto a una persona local que te cuente todo lo que tienes que saber sobre la historia y la cultura de la ciudad.
  • Descubre Jiva, una joya en el desierto. Rodeada por los impresionantes desiertos de Kara-Kum y Kizil-Kum, Jiva era la primera parada que se encontraban los mercaderes que llegaban desde Persia recorriendo la legendaria Ruta de la Seda. A menudo se suele hablar de Jiva como si de un museo al aire libre se tratara, ya que de las tres ciudades que visitamos en nuestro viaje a Uzbekistán (Jiva, Bujara y Samarcanda), esta es la más pequeña pero la que conserva un ambiente más histórico.
  • Sumérgete en la emblemática Samarcanda. Con sus 2700 años de antigüedad, Samarcanda es la legendaria capital del imperio de Tamerlán y la ciudad más bonita de Uzbekistán. Para no perderte nada y conocer más sobre la historia de la ciudad, te recomiendo que hagas este free tour por Samarcanda en el que descubrirás los puntos más emblemáticos de la ciudad.

LLÉVATE EL MAPA Y LA GUÍA CON TODOS LOS IMPRESCINDIBLES QUE VER EN TASHKENT EN UN DÍA


LLÉVATE LA GUÍA CON TODOS LOS IMPRESCINDIBLES QUE VER EN TASHKENT EN UN DÍA EN PDF

AÑADE EL MAPA A TU DISPOSITIVO haciendo click en EL LOGO

Hasta aquí el itinerario por todos los imprescindibles que ver en Tashkent en un día. Espero que te haya gustado y que te sea útil en tu aventura.

¿Y tú? ¿Qué recomendarías de tu visita a Tashkent?

Autor

¡Bienvenida, viajera! Soy Ainara, una joven pamplonica que ama los viajes, la fotografía y no parar de aprender. Desde hace más de 7 años me dedico este sueño de recorrer el mundo y descubrir y conocer nuevas culturas. En el camino, he creado este blog para que podamos vivir esta aventura y ¿quién sabe? quizás encontrarnos en algún punto del camino ;) Además de en este blog también puedes seguir mi día a día y encontrar más inspiración para tus viajes en mis redes sociales @packandbreathe ¿Me acompañas en esta aventura?
5 2 votos
Article Rating
Suscribirme
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad